La ventaja de ser los primeros