Novedades

The advantage of being the first

Vaporización prostática con energía de plasma – Por qué elegirnos?
ESTO FUE PUBLICADO EN NOVIEMBRE DE 2009, LO CUAL NOS CONVIERTE EN LA ACTUALIDAD EN UN EQUIPO DE VANGUARDIA PARA EL MANEJO DE PROBLEMAS DE PRÓSTATA, HOY CON MÁS DE 215 CASOS OPERADOS SOMOS EL GRUPO LIDER EN ARGENTINA Y CON LA MAYOR EXPERIENCIA EN VAPORIZACION CON ENERGÍA DE PLASMA.
El agrandamiento de la próstata, un órgano del aparato genitourinario masculino, es un proceso frecuente y natural en los varones cuando pasan los 40 años. Se estima que lo sufren el 30% de los que tienen más de 50, el 40% de los de más de 60 y hasta el 50% de los que superaron los 70 años. Las complicaciones más comunes son las dificultades para orinar, como por ejemplo la sensación de vaciado incompleto o la necesidad de ir al baño con más frecuencia durante la noche. Hasta ahora las posibilidades quirúrgicas para tratar el problema eran tres: la cirugía tradicional abierta, la RTU (reseción transuretal de próstata) monopolar y el láser. Las dos primeras requieren varias jornadas de internación, conllevan ciertas molestias posoperatorias y obligan al paciente a permanecer con sonda por varios días.En tanto, el láser es una alternativa que está indicada sólo en próstatas de pequeño volumen.
Desde hace un año, dos médicos rosarinos introdujeron en la Argentina una técnica que ya se había desarrollado en el exterior y que permite extirpar el tejido prostático “con más seguridad y menos efectos indeseados”, según explicaron los urólogos Fernando Soldano y Rodrigo Martínez Mansur. La vaporización con plasma, tal como se denomina a este procedimiento, “permite retirar la sonda antes de las 24 horas y con menores molestias ya que se acelera el proceso de cicatrización por ser un método poco agresivo lo que hace que la persona recupere en poco tiempo la funcionalidad correcta del tracto urinario y retome rápidamente sus tareas cotidianas”, explicaron. Beneficios.
Pero esas no son las únicas ventajas. Soldano destacó que esta nueva técnica se puede utilizar en próstatas de todos los tamaños, algo que no sucede por ejemplo con las técnicas tradicionales. “Si la próstata es mayor a 60 gramos la única alternativa hasta el momento era la cirugía convencional, en cambio, con la vaporización podemos trabajar en todos los tamaños de próstata”, remarcó Martínez Mansur. Además, destacaron los profesionales, “como se opera con suero fisiológico se puede hacer en pacientes que tienen insuficiencia renal, cardiopatías o diabetes sin exponerlos a complicaciones”.
La vaporización logra extirpar el tejido prostático de manera definitiva, agregaron. “Con otras prácticas quirúrgicas es común que al tiempo reaparezcan los síntomas requiriendo nuevos tratamientos”.
¿Cómo funciona?
Soldano y Martínez Mansur dijeron que se vaporiza el tejido aplicando energía con un electrodo en forma semiesférica. De esta forma se crea un “campo de plasma” que recubre el electrodo y permite aplicar energía concentrada en el tejido prostático “sin dañar el tejido sano y minimizando toda complicación”.
“Esta vaporización con plasma permite coagular la superficie tratada de manera tal que no requiera transfusiones y evitando hemorragias con una cicatrización más rápida y efectiva de la herida”.
Además, destacaron que la cirugía no deja secuelas en cuanto a la potencia sexual y la continencia urinaria, algo que sí suele suceder con las cirugías por cáncer de próstata.

Los médicos rosarinos ya realizaron 65 intervenciones con esta técnica. Los primeros 40 casos fueron presentados en el Congreso Argentino de Urología.

Síntomas y controles.
Uno de los aspectos que destacaron los profesionales es que los hombres suelen consultar al especialista cuando los padecimientos en relación a la próstata son importantes.
“El varón, a diferencia de la mujer, no tiene incorporados los controles médicos anuales. A lo sumo visitan al clínico que no siempre les solicita todos los estudios pertinentes para evaluar el verdadero estado de la próstata”, comentó Fernando Soldano.

Estudios necesarios.
El tacto (que debe realizar el urólogo), la ecografía y un análisis de sangre denominado Antígeno Prostático Específico constituyen el combo de estudios que el hombre debe realizarse a partir de los 45 años, y antes si tiene antecedentes familiares de cáncer de próstata. “Cada estudio por separado no nos sirve para evaluar correctamente. Hay Antígenos Prostáticos Específicos que dan resultados normales y sin embargo el paciente tiene cáncer de próstata”, agregó Martínez Mansur, por eso, dijo, el control debe hacerlo un especialista.

Casos.
Los médicos Rodrigo Martínez Mansur y Fernando Soldano, del Instituto Médico de Técnicas Mini invasivas (IMTMI), actualmente Grupo UMIR con sede en el CIR de Rosario, fueron convocados por instituciones médicas de Buenos Aires para poner en práctica la novedosa técnica. En total hicieron 65 operaciones con resultados favorables.